Esferas y Soles que descienden en las apariciones Marianas

Extraído del libro de Dante Franch
"LOS EXTRATERRESTRES Y EL PLAN COSMICO" (Tomo Nº 2)
"Donde quiera que brillan Soles...¡ HAY VIDA !"
Colección "Encuentros Cósmicos" Edición año 1994


(Capítulo I)
LA NUBE EL SOL Y LAS ESFERAS LUMINOSAS EN LAS APARICIONES MARIANAS -  LAS NAVES MARIANAS (INTRODUCCION) - LOS MENSAJEROS DEL NACIMIENTO - EL  EVANGELIO DEL PSEUDO MATEO - LOS REYES MAGOS - MARIA HUMANA - MARIA DIVINA.

(Capítulo II)
    LA   NUBE Y LA   ELEVACION A LAS NAVES DEL REINO - LA ASCENSION - TRANSITO DE LA VIRGEN - LA NUBE LUMINOSA - EL  FENOMENO SOLAR EN FATIMA (TESTIMONIOS). 

(Capítulo III)
    EL FENOMENO SOLAR EN EL MUNDO - LAS NAVES Y EL SOL -  EL FENOMENO LUMINOSO MARIANO Y EL MENSAJE - SAN FRANCISCO DE ASIS - ANA  KATHARINA EMMERICH - EL SAGRADO DIA DE PENTECOSTES - APARICION EN LASALETTE -  LAS APARICIONES DE MEDJUGORE Y EL FENOMENO SOLAR - EL DISCO SOLAR - SEÑALES EN  EL CIELO - MENSAJES DESDE LO ALTO - LA VENERABLE Y LOS SANTOS - CONTACTOS ESPIRITUALES -  APARICIONES MARIANAS EN: BEAURING (BELGICA) - KERIZINEN (BRETAÑA) - HEEDE  (ALEMANIA) - LA   MISTERIOSA LUZ - BOUCHARD (FRANCIA) - CHESCOLOVAQUIA -  GARABANDAL - SAN DAMIANO - MENDOZA ARGENTINA - UNA ESPLENDIDA APARICION - CUAPA  (NICARAGUA).

(Capítulo IV)
    APARICIONES Y DESCENSOS EN EL MUNDO -EL ESCORIAL  (ESPAÑA) - PALABRAS DE AMPARO - NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED - NUESTRA SEÑORA DE  EUROPA - MARIA DEL ROSARIO DE SAN NICOLAS - OLIVETO CITRA (ITALIA) - GROUCHEVO  (EX URSS) - BETANIA - UNA CASA POR LOS AIRES - LAS NAVES DEL REINO.

(Capítulo V)
    NAVES EN EL PASADO HISTORICO MUNDIAL - CRONICAS  LEJANAS - DIOSES Y ANGELES - VIMANA LA MAQUINA VOLADORA  HINDU - EL DISCO REFULGENTE - LOS CIRCULOS DE FUEGO - COINCIDENCIA CON LOS  RELATOS BIBLICOS - LOS ENIGMAS DE EGIPTO - PIRAMIDES Y GIGANTES.

(Capítulo VI)
    LOS ENIGMAS DE SIRIO - LOS DOGONES Y SIRIO - EL GRAN  DIOS MARCIANO - EL DRAGON Y EL PERRO CELESTIAL - LOS AINOS DE JAPON - EL  CABALLO ALADO - EL PLATO REDONDO - LEYENDAS IRLANDESAS.

(Capítulo VII)
 
LOS ESCUDOS ARDIENTES - BRETAÑA Y STONEHENGE - LOS  WONDJINAS AUSTRALIANOS - LOS MAORIES Y MIRU - LAS CIUDADES SUBTERRANEOS - LA CIUDAD SUBTERRANEA  - EL MISTERIO DE LOS KAPKAS - NAVES EN CHINA EN EL SIGLO IX - COMBATE COSMICO. 

(Capítulo VIII)
    LOS HABANOS Y LAS ANTORCHAS VOLADORAS - CARLO MAGNO  Y LOS OVNI.s - UN MONJE BENEDICTINO - ANGELES AYER - ANTORCHAS VOLADORAS -  MANIFESTACIONES CRISTICAS - EL PILAR IGNEO - NAVES EN EL SIGLO XIII - RUEDA  BRILLANTE EN ROTACION - E.C.I EN UNA PARROQUIA - EL GLOBO QUE ESTALLO EN LUZ -  OLEADA OVNI DEL SIGLO XIX - UNA NAVE SOBRE OAKLAND - MICHIGAN Y LOS  EXTRATERRESTRES.

(Capítulo IX)
    LOS GLOBOS RADIANTES - TEXAS 1897 - NO ERA UN SER  HUMANO - AURORA TEXAS E.U - EL OVNI DE TEXAS - UN CASO FANTASTICO - LA SOCIEDAD ASTRONOMICA  - UN GLOBO DE LUZ RADIANTE - DOS OBJETOS BLANCOS AZULADOS - DIRIGIBLES  FANTASMAS - CIGARROS VOLANTES - SE MULTIPLICAN LOS AVISTAMIENTOS - LA EVACUACION DE  NORFOLK - TESTIMONIO NEOZELANDES - OVNI.s EN LA SEGUNDA GUERRA  MUNDIAL - ¿NUBES = NAVES = OVNI = VED? - PLANETAS COMO LA TIERRA SON UNA  CONSTANTE.

(Capítulo X)
    NAVES EXTRATERRESTRES EN AMERICA - OVNI.s ANTES DE  COLON - LA CAMPANA   VOLADORA - LA LEGENDARIA TIAHUANACO  - RESTO DE UNA CIVILIZACION PERDIDA - EL CALENDARIO VENUSINO - LA MISTERIOSA ISLA DE  PASCUA - LOS APACHES DE ARIZONA - LA REFERENCIA DEL CODICE NUTTAL - EL DIOS DEL TIEMPO.

(Capítulo XI)
  PETROGLIFOS REVELADORES - EL ASTRONAUTA DE PALENQUE -  ABORIGENES Y ASTRONAUTAS - OVNI.s EN LA ANTIGÜEDAD - LA CIENCIA CONSIDERADA  MAGIA - LEYENDA DE LA SERPIENTE EMPLUMADA - LA NUEVA HISTORIA.

(Capítulo XII)
      ARGENTINA TIERRA DE OVNI.s - OVNIs EN EL SIGLO  XVI EN AMERICA - LOS JESUITAS VEN UN OVNI - LA BELLA DAMA Y LA NUBE ROJA - EL BASTON  DEL PODER - EL MENSAJE QUE VINO DEL CIELO - LOS PAJAROS NEGROS Y LOS DIAGUITAS  - OVNI EN LA GUERRA DEL  PARAGUAY - EL TITAQUIN DE TALAMPAYA - NUESTRO PRIMER OVNI EN LA PRENSA - EL SISMO DE  MENDOZA - UN EXTRAÑO SER CAIDO DEL CIELO - EUREKA... EUREKA.

Del Capítulo I
¡ La Nube, El Sol y las Esferas Luminosas !
"Las Apariciones Marianas"
¡ Las Naves Marianas !

En el primer tomo de Los Extraterrestres y el Plan Cósmico pudimos  comprender el accionar sumamente importante de las Naves del Reino y sus  Mensajeros que durante miles de años siguieron el proceso evolutivo  humano para llegar a un punto culminante con la venida a la tierra de "El  Enviado", con el cual se procedería a la ampliación del "Plan  Cósmico" hacia todo el planeta y no sólo a la línea  mas pura Adámica existente en mayor grado dentro del pueblo judío.

Pero para que este "Ser Superior o Enviado" pudiese descender  a la Tierra debería preparase a quién lo concebiría  y como ya lo expuse en el capítulo 11 del primer Tomo del "Plan  Cósmico" se prepara el camino a través de nacimientos controlados:  Primero el de María, con el anuncio a Ana del sexo de su hija y  el nombre que le debería poner, aún antes de quedar embarazada  ya que su esposo Joaquín se encontraba lejos y no tendría  que ver con la concepción de María. Sucedió de esta  forma, al punto que un ángel debió anunciar a Joaquín  el embarazo de Ana, para evitar que este la repudiase, ante el pueblo,  por adulterio. Al nacer la niña, fue alimentada por la madre y los  mismos ángeles, los que cuidaron su crecimiento, hasta el momento  donde sale del templo de Jerusalén para recibir en su seno al "Mesías".

De la misma forma que como ocurrió con Ana; María  quedó embarazada, sin la participación de hombre y recibió  previamente el anuncio del sexo y nombre del niño que vendría  al mundo, en este caso "Jesús". José tuvo que ser alertado  de esto por el ángel, para evitar en este caso el repudio de María.
Lentamente al seguir leyendo se podrá entender el porqué  de la interrelación de la figura de María y Jesús  dentro del Plan Cósmico y esto en verdad, no podía ser comprendido  hasta este siglo, en donde todo Misterio será Develado.
Al provenir los Cromosomas Adámicos de Jesús, del Padre,  se debía aumentar primero la vibración de la Mujer que recibiría  estos cromosomas lo cual debía ser realizado en 2 etapas.
La primera: generando el nacimiento de María conservando el  gen de la casta de David a través de Ana, pero con una inseminación  de "Cromosomas Adámicos puros", (aunque no "Del Padre"), esto posibilita  que María al nacer tuviese una vibración 20 veces superior  al promedio de la época o sea unos 350.000 ciclos de Movimiento  Atómico por segundo. A esto se le debe sumar el cuidado y la alimentación  realizada por la "Jerarquía Intergaláctica", la cual con  el transcurso de los años eleva esa vibración a unos 500.000  ciclos, los que son suficientes para recibir en su seno los cromosomas  del "Padre Celestial de la Raza Adámica y engendrar a Jesús". (1)

Este intercambio de "Memoria Genética" se produce conservando  la línea de la casta de David, según había sido profetizado  y sin perder la "Virginidad", ni antes ni después, ya que...
"LA MATERIA CROMOZOMATICA HUMANA Y COMPATIBLE DEL PADRE", se  introduce en un óvulo de María, materializándolo dentro  y en forma espontánea, luego que María acepta la Misión  de traer al mundo al Mesías.

Este embarazo se produce por consiguiente sin perder la virginidad,  el período de gestación es el normal y el nacimiento se produce  con una desmaterialización del Cuerpo del Niño Jesús  desde dentro hacia afuera de María, quedando su cuerpo limpio y  sin rotura de la placenta, la cual es luego disuelta en luz, sin producirse  perdida de sangre, además todo este proceso se desarrolló  con la supervisión, ayuda y asistencia de una Nave Hospital de "La  Confederación", en este caso específicamente.

(1) Si bien los cromosomas que dan origen a la raza Adámica,  provienen del Padre de Jesús que es "Jehová", las técnicas  utilizadas para interconectar los cromosomas del Homo Sapiens es distinto  al empleado con Jesús, así como la preparación de  la mujer que cooparticipa en este proceso.
Cuando llegue el tiempo de ser relevado y reciba autorización  de "La jerarquía Intergaláctica", daré mas información  al respecto. Alfa Centauro la que genera la asistencia de la Madre y el  niño, permitiendo el descenso de "los ángeles" dentro de  la cueva poco antes del alumbramiento.
Durante el tiempo que duró el advenimiento al mundo del "MESIAS",  se selló toda el área en un diámetro de siete kilómetros  inmovilizando todo dentro de ese perímetro. Sólo después  de una hora del alumbramiento, al retirarse la asistencia de "Los Hermanos  Mayores", se le permite a José el ingreso al recinto excavado en  la roca, donde se produjo el nacimiento.
Tanto las técnicas empleadas para la concepción y el  nacimiento de María, su alimentación y preparación  para el contacto con los Angeles de la Confederación, la concepción  de Jesús, su nacimiento, el proceso de acompañarlo en su  predica en la tierra, el ingreso a las Naves del Reino con Jesús  durante su infancia, lugar en donde este recibe su instrucción,  el período de tiempo que acompaña la predica de su hijo en  la tierra y su posterior elevación a los cielos con vida, hacen  a la importancia de esta gran mujer dentro del Plan Cósmico con  la trascendental aceptación a la Misión encomendada, que  perdura hasta nuestros días. ¿Se preguntó usted que  hubiese pasado si María le decía no a Gabriel en la Anunciación?.  Aunque esto no sucedió ya que la elevadísima evolución  vibracional de María, el profundo grado de comprensión del  "PLAN", así como su sumisión y vocación de servicio  diluyó esta posibilidad. Su posterior elevación viva a las  Naves y sus más de 20.000 apariciones en casi 2000 años,  son algunos de los factores más importantes que rodean a María,  un servicio complejo el de ella, pero con una preparación extraordinaria  para realizarlo.
En las siguientes páginas, antes de comenzar a plantear los  distintos aspectos del descenso de las "Naves Marianas" y las "Apariciones"  con sus consiguiente mensaje. Haré un esbozo breve de algunos aspectos  de la vida de María, con algunos pormenores respecto a su nacimiento,  sus primeros años de vida, el alumbramiento, los reyes magos y la  personalidad de María mujer en el medio oriente de hace 2000 años,  lo que luego nos dará una mayor comprensión de su "Misión".
Si entendemos su accionar dentro del "Plan Cósmico", sus pensamientos,  la implicancia de su figura en ese momento, su proyección en el  tiempo y el posterior "Mensaje" que vuelca hacia la humanidad de la Tierra  hasta el día de hoy; se nos abrirá una puerta del conocimiento  insospechada.

LOS MENSAJEROS DEL NACIMIENTO

El anterior análisis de la primera etapa del Plan Cósmico  para el Planeta Tierra, nos permite ahora hacer lo propio con la segunda  etapa, que comienza con la anunciación de María y culmina  con su ascensión a los Cielos, años después de la  elevación de Jesús.
Como es lógico suponer, esta etapa contaba con la supervisión  de los Hermanos de la Confederación Intergaláctica, encargados  de la preparación del pueblo de Israel para la llegada del Maestro.  Esta preparación incluye normas de vida, sociales, sanitarias, higiene  y otras, tendientes a alejar del seno de la futura "familia" de Jesús  todos los riesgos de enfermedades comunes en la época.
Veamos cómo se fueron sucediendo los hechos: Ana y Joaquín,  un matrimonio del pueblo de Israel, se hallaban muy turbados a causa de  la estéril edad de Ana...
Y he aquí que un ángel del Señor apareció  y le dijo: ¡ANA ANA!, "El Señor" ha escuchado y atendido tu  súplica. Concebirás y parirás y se hablará  de tu progenitura en toda la Tierra. Y Ana dijo: Tan cierto como el Señor,  mi Dios, vive, si yo doy a luz un hijo, sea varón, sea hembra, lo  llevaré como ofrenda al Señor, mi Dios y permaneceré  a su servicio todos los días de mi vida."
Y he aquí que dos mensajeros llegaron a ella, diciéndole:  Joaquín tu marido viene a ti con sus rebaños. Porque un ángel  del Señor ha descendido hasta él, diciéndole: Joaquín,  Joaquín, el Señor ha oído y aceptado tu ruego..."  (Protoevangelio de Santiago, Cap IV vers. 1 y 2).
Como vemos, nuevamente aparecen "Angeles y Mensajeros" que anticipan,  en nombre del Señor, hechos de importancia; como en este caso nada  menos que el nacimiento de María, evitando de esta forma los contratiempos  sociales que de no haber efectivizado este anuncio, pudiera haber ocurrido  en una sociedad netamente patriarcal, como ya lo expliqué antes.
La niña, a la edad de tres años, fue llevada al templo  para su consagración, conforme a la promesa de su madre: "...y sus  padres salieron del templo llenos de admiración y glorificando al  Omnipotente, porque la niña no se había vuelto atrás.  Y María permaneció en el templo del Señor, nutriéndose  como una paloma y recibía su alimento de manos de un ángel..."  (Protoevangelio de Santiago, VIII, 1).
Ahora tenemos claramente expresado que los "Hermanos Mayores extraterrestres"  se ocuparon personalmente de atender a María, hasta sus necesidades  más elementales. Claro, ellos debían asegurarse que la niña  creciera sana y fuerte y en un ámbito en el que no fuese puesta  en duda su virginidad.
Pero además de Santiago, hay otras referencias sobre la alimentación  de María en el templo:..."Desde la hora de tercia hasta la hora  nona, se ocupaba en tejer. A la hora nona, volvía a orar y no dejaba  hacerlo hasta el momento en que el ángel del Señor le aparecía  y recibía el alimento de sus manos." (Evangelio del Pseudo Mateo  VI, 2 ).
"A diario comía el alimento que recibía de manos del  ángel y en cuanto al que le proporcionaban los sacerdotes, lo distribuía  entre los necesitados. A menudo se veía a los ángeles conversar  con ella y obedecerla con el afecto de verdaderos amigos..." (Evangelio  del Pseudo- Mateo, VI, 3).
No solo recibía María los alimentos del "Angel", sino  que evitaba ingerir los que le eran proporcionados en el templo. Además,  resulta evidente que no solo María veía a aquellos "Angeles"  con los que conversaba...

Aquí es muy llamativo y esclarecedor que María rechazara  los alimentos que le traían los sacerdotes y sólo comía  de lo que los ángeles le servían, ya que las células  del cuerpo de todos los seres humanos tienen un potencial energético  vital de acuerdo al rango energético vibratorio de lo que se ingiere,  ya que en definitiva los alimentos que recibimos en nuestro cuerpo son  los que restituyen las células perdidas del mismo, es sabido hoy  científicamente que cada siete años se renueva el 85% o más  de las células que contienen nuestro cuerpo, eso quiere decir que  más de las 3/4 partes del componente físico de nuestro cuerpo  hace 7 años no estaba.
Y era necesario que el potencial vital de María y su estructura  celular, vibrase a una altísima frecuencia para poder llevar en  su seno al Enviado.
Pero hay otros relatos coincidentes: "... Un ángel que descendió  del cielo, le servía la mesa y se veía alimentada por los  ángeles del Espíritu Santo. Y en el tabernáculo, oía  incesantemente el lenguaje y el canto de los ángeles..".  (El Evangelio armenio de la infancia III, 1).
Como vemos, también este evangelio menciona la alimentación  de maría de manos exclusivas de los "ángeles". Más  aún, parece querer decirnos que estos ángeles hablaban entre  sí un idioma al que el pueblo hebreo no estaba acostumbrado. Vamos  ahora hacia los relatos acerca de la anunciación:
"Y María tomó su cántaro y salió para llenarlo  de agua. Y he aquí que se oyó una voz que decía: Salve,  María llena eres de gracia. El Señor es contigo y bendita  eres entre todas las mujeres... Y ella miró en torno suyo, a derecha  e izquierda, para ver de donde venía la voz. Y toda temblorosa,  regresó a su casa, dejo el cántaro y tomando la púrpura,  se sentó y se puso a hilar.
Y he aquí que un ángel del Señor se le apareció,  diciéndole: No temas María, porque has encontrado gracia  ante el Dueño de todas las cosas y concebirás su Verbo. Y  María, vacilante, respondió: Si debo concebir al Dios vivo,  ¿Daré a luz como toda mujer da?.
Y el ángel del Señor dijo: No será así,  María, porque la virtud del Señor te cubrirá con su  sombra y el ser santo que de ti nacerá se llamará Hijo del  Altísimo...". (Protoevangelio de Santiago XI, 1 a 3).
Al día siguiente, mientras María se encontraba en la  fuente, llenando su cántaro, un ángel del Señor le  apareció y le dijo: Bienaventurada eres, María, porque has  preparado en tu seno un santuario para el Señor. Y he aquí  que vendrá una luz del cielo a habitar en ti y por ti, irradiará  sobre el mundo entero.
Y al tercer día, mientras tejía la púrpura con  sus manos, se le presentó un joven de inenarrable belleza. Al verlo,  María quedó sobrecogida de temor y se puso a temblar. Pero  el visitante le dijo: no temas, ni tiembles María, porque has encontrado  gracia a los ojos de Dios y de El concebirás un rey, que dominará  no solo en la tierra, sino también en los cielos y que prevalecerá  por los siglos de los siglos... (Evangelio del Pseudo-Mateo, lX, 1 y 2).
Aquí nos encontramos con dos relatos de distinto origen, que  sin embargo coinciden acerca de la manera en que María se entera  que ella será, nada más ni nada menos, la madre del Dios  vivo.
El segundo relato, se combina la definición de ángel  con la de "un joven de belleza inenarrable". Este punto y la aclaración  acerca del temor que causó en María el encuentro nos puede  señalar que ante la importancia del anuncio, fuese un "Hermano de  Jerarquía Superior" quien se contactó con ella, siendo el  desconocimiento y las vibraciones aún más elevadas las causantes  del temor de María.
En aquella época la única forma conocida de acceder a  un embarazo era a través de una relación carnal hombre, mujer.  Bien, esto era así inclusive hasta hace pocos años, en que  nuestra ciencia genética halló otras soluciones posibles.

De más está decir que los conocimientos de nuestros  "Hermanos Mayores" son aún superiores miles de veces a los alcanzados  hoy día, lo que deja lugar a entender de que modo se las arreglaron  para llevar a cabo la misión del nacimiento de Jesús. De  lo que no quedan dudas, es que esta tarea no hubiera sido sencilla de realizar  en medio del pueblo, ya que habría llamado demasiado la atención.  Claro, hubo un censo, ordenado por César Augusto y Jesús  nació justo cuando María y José iban camino a Bethlehem  a empadronarse.
Veamos los relatos: "Y según José y María iban  por el camino que conduce a Bethlehem, dijo María a José:  Veo ante mí dos pueblos, uno que llora y otro que se regocija. Más,  José le respondió:
Estáte sentada y sostente sobre tu montura y no digas palabras  inútiles. Entonces un hermoso niño vestido con un traje magnífico,  apareció ante ellos y dijo a José: ¿Por qué  has llamado inútiles las palabras que María ha dicho de esos  dos pueblos?. (En ese momento un mensajero del Padre se materializa frente  a ellos, dando ciertas pautas respecto a la "VISION" de María, pues  ésta tenía un motivo muy especial).

Ella ha visto al pueblo judío llorar por haberse alejado  de su Dios y al pueblo de los gentiles alegrarse por haberse aproximado  al Señor, según la promesa hecha a nuestros padres, puesto  que ha llegado el tiempo en que todas las naciones deben ser benditas en  la posteridad de Abrahám.

Dichas estas palabras, el ángel hizo parar la bestia, por  cuanto se acercaba el instante del alumbramiento y dijo a María  que se apease y que entrase en una gruta subterránea en la que no  había luz alguna, porque la claridad del día no penetraba  nunca allí. Pero, al entrar María, toda la gruta se iluminó  y resplandeció, como si el Sol la hubiese invadido y fuese la hora  sexta del día y mientras María estuvo en la caverna, esta  permaneció iluminada día y noche por aquel resplandor divino...
(Evangelio del Pseudo-Mateo XIII, 1 y 2).

Y encontró allí mismo una gruta, e hizo entrar en  ella a María. Y dejando a sus hijos cerca de ésta, fue en  busca de una partera al país de Bethlehem.

Es importante destacar la importancia de estos evangelios no canónicos  (llamados Apócrifos desde la antigüedad, término con  lo cual los griegos simbolizaban a lo que está oculto, que no es  común, de conocer y que es velado al vulgo).
En este evangelio del Pseudo-Mateo describe la existencia de los hijos  de José, ya que este era viudo con varios hijos, alguno de los cuales  posteriormente Jesús llamaría Hermano, aunque no era hijo  de María, sino de José, ya que María no tuvo relaciones  de tipo sexual con José antes o después del nacimiento de  jesús y fue elevada a los cielos a los 50 años de edad, en  estado de inmaculada pureza: FISICA, PSIQUICA Y ESPIRITUAL. María  es un ser de enorme belleza, su rostro representa menos edad, pero su mirada  irradia una enorme dulzura y serenidad en la actualidad, (según  transmisión recibida por mí de los "Hermanos Mayores").

Evangelio del Pseudo-Mateo.

"Y yo, José, avanzaba y he aquí que dejaba de avanzar.  Y lanzaba mis miradas al aire y veía el aire lleno de terror".

Y elevaba mis ojos al cielo y lo veía inmóvil y  los pájaros detenidos. Y bajé la mirada hacia la tierra y  vi una artesa y obreros con las manos en ella y los que estaban amasando  no amasaban. Y los que llevaban la nasa a su boca no la llevaban, sino  que tenían sus ojos puestos en la altura. Y unos carneros conducidos  a pastar no marchaban, sino que permanecían quietos y el pastor  levantaba la mano para pegarles con su vara y la mano quedaba suspendida  en el vacío. Y contemplaba la corriente del río y las bocas  de los cabritos se mantenían a ras de agua y sin beber. Y en un  instante, todo volvió a su anterior movimiento y a su ordinario  curso.
En esta experiencia José narra un acontecimiento que hace 2000  años de no de no haberlo vivido no lo podría imaginar, ya  que está describiendo algo que aconteció en el mundo que  paralizó por unos minutos el tiempo y el Espacio, en un diámetro  de siete kilómetros. Una escena tan maravillosa de la cual él  fue testigo, a la cual, puede recién hoy en el siglo XX dársele  el valor que realmente tiene, como un hecho real, donde se modifica la  sensación de percepción del mundo que nos rodea de acuerdo  a nuestro reloj biológico; Ya que se le permite a José recordar  la escena para que a través de la escritura perdure hasta nuestros  días, es común en los encuentros programados vivir experiencias  que nos alejan de las coordenadas de tiempo y espacio, al punto de vivir  escenas de horas en minutos, u otras de minutos parecen horas, ya que ante  tamaña energía e irradiación se pierde la noción  del tiempo y el espacio del cual parecería que nos desprendemos  por instantes.

Y he aquí que una mujer descendió de la montaña  y me preguntó: ¿donde vas? Y yo repuse:
En busca de una partera Judía. Y ella me interrogó: ¿Eres  de la raza de Israel?. Y yo le contesté: sí. Y ella replicó:  ¿Quién es la mujer que pare en la gruta? Y yo le dije: Es  mi desposada. Y ella me dijo:
¿No es tu esposa? Y yo le dije: Es María, educada en  el templo del Señor y que se me dio por mujer, pero sin serlo, pues  ha concebido del Espíritu Santo. Y la partera dijo: ¿Es verdad  lo que me cuentas? Y, José le dijo: ¡Ven a verlo!. Y la partera  siguió.
Y llegaron al lugar en que estaba la gruta y he aquí que una  nube luminosa la cubría. Y la partera exclamó Mi alma ha  sido exaltada en este día, porque mis ojos han visto prodigios anunciadores  de que un Salvador le ha nacido a Israel. Y la nube se retiró enseguida  de la gruta y apareció en ella una luz tan grande que nuestros ojos  no podían soportarla.
Y esta luz disminuyó poco a poco, hasta que el niño apareció  y tomó el pecho de su madre María. Y la partera exclamó:  Gran día es hoy porque he presenciado un espectáculo nuevo..."
(Protoevangelio de Santiago XVIII y XlX).

Como lo expliqué al comienzo, tanto la concepción  como el nacimiento de Jesús se produce en medio de una situación  muy especial dentro de lo cual podemos agregar:...

1º) Un "ángel" conduce a María a una gruta  subterránea, lugar a prueba de curiosos. En dicho lugar se nota  una iluminación artificial comparable a la luz del mediodía,  aún por la noche.
2º) Al salir en busca de una partera, José y el resto de  lo que él puede observar queda inmóvil.
por un cierto tiempo, mientras se produce el nacimiento. 3º) Una  nube luminosa cubría la gruta, del mismo modo que la "Nube de Fuego"  acompañó al pueblo en el éxodo de Moisés.

Estos "detalles" se pueden explicar a través de la aceptación  de la intervención de los "Hermanos de la Confederación"  quienes con las Naves del REINO asistieron, asisten y asistirán  a nuestra humanidad.
Otra hecho importante para resaltar, es la mención que hace  María acerca de los dos pueblos: allí se revela la importante misión de jesús el  Cristo en nuestro planeta. La primera alianza "ELPADRE" sólo la  establece con el pueblo judío.
Por esto la venida de Jesús a la Tierra significó la  "Universalidad de la Alianza del PADRE, para todos los pueblos según  lo previamente establecido dentro del Plan Cósmico para la Tierra".

LOS REYES MAGOS

Y la noche misma en que el Señor jesús nació en  Bethlehem de Judea, en la época del rey Herodes, un ángel  guardián fue enviado a Persia. Y apareció a las gentes del  país bajo la forma de una estrella muy brillante, que iluminaba  torda la tierra de los persas. Y, como el 25 del primer Kanúm había  gran fiesta entre todos los persas, adoradores del fuego y de las estrellas,  todos los magos, con pomposo ornamento, celebraban magníficamente  su solemnidad, cuando de súbito una luz vivísima.

Brilló sobre sus cabezas. Y dejando los reyes, sus festines,  todas sus diversiones y abandonando sus moradas salieron a gozar del espectáculo  insólito. Y vieron que una estrella ardiente se había levantado  sobre Persia y que, por su claridad, se parecía a un gran sol. Y  los reyes dijeron a los sacerdotes en su lengua: ¿Qué es  este signo que observamos? Y como por adivinación, contestaron,  sin quererlo: Ha nacido el rey de los reyes, el Dios de los dioses. "La  luz emanada de la luz" .
Y he aquí que uno de los dioses ha venido a anunciarnos su nacimiento,  para que vayamos a ofrecerle presentes y adorarlo.
Y al primer canto del gallo, abandonaron su país, con nueve  hombres que los acompañaban y se pusieron en marcha, guiados por  la estrella que les había aparecido. Y el ángel que había  arrebatado de Jerusalén al profeta Habacuc y que había suministrado  alimento a Daniel, recluido en la cueva de los leones en Babilonia, aquel  mismo ángel, por la virtud del Espíritu Santo, condujo a  los reyes de Persia a Jerusalén...
...Y los magos abandonaron la audiencia de Herodes y vieron la estrella  que iba delante de ellos y que se detuvo por encima de la caverna en que  naciera el niño Jesús en seguida, cambiando de forma, la  estrella se tornó semejante a una columna de fuego y luz, que iba  de la tierra al cielo."(Evangelio árabe de la infancia, capítulo VII ).
Qué interesante éste relato Arabe! Claro, la confusión  de los persas los lleva a hablar indistintamente de la aparición  de un ángel y una estrella como guías. Lo que nos quieren  decir, es que el ángel viajaba en la estrella, esto es, en lenguaje  del siglo XX, que un astronauta los guiaba desde su nave espacial.

La ciencia ha tratado hasta el día de hoy de encontrar  una explicación lógica en términos astronómicos  al fenómeno de la estrella de Bethlehem. Pero hoy día sabemos  muy bien que ninguna estrella puede aproximarse y mucho menos "pararse"  sobre una gruta, ni tampoco lo puede hacer un cometa, asteroide o cualquier  otro elemento celeste.

Este relato además, confirma el carácter inteligente  de la visita y proporciona un dato adicional de sumo interés: dice  que el ángel guardián que los visita es el mismo que antes  había estado junto a Habacuc y a Daniel, confirmando que este ser  tenía en ese momento más de 600 años de edad.

Pero esto es posible en otras dimensiones. Hay contactos que afirman  la siguiente relación: la vida promedio de algunos de los niveles  evolutivos de estos seres que nos visitan es de aproximadamente siete días  cósmicos contra un día cósmico de promedio terrestre.

Siguiendo esta relación hacia un nivel evolutivo mayor  tendríamos la explicación que seres con promedios de vida  superiores a un mínimo de 600 años Solares es una constante  dentro del sector Galáctico que ocupamos.

Luego del repaso hecho a los relatos que van desde la anunciación  del nacimiento de la Virgen María hasta la visita de los "Reyes  Magos", hemos detectado numerosos indicios que la asistencia de los "Hermanos  de la Confederación Intergaláctica" en el inicio mismo de  esta segunda etapa del Plan Cósmico para el planeta Tierra.

¡MARIA HUMANA - MARIA  DIVINA!

Respecto a la figura de María dentro del "Plan Cósmico",  podemos conocer algunos de los pormenores que la Biblia nos refleja sobre  esta "Gran Mujer", si bien muchos de sus páginas fueron escritos  dentro de ciertos marcos culturales, dentro de una sociedad patriarcal  y en una atmósfera de prejuicios contra la mujer. Es un hecho conocido  que en épocas, tanto del mundo grecoromano como en el mundo bíblico,  la mujer estaba marginada. En ese contexto, no era de buen tono el que  un escritor destacara la actuación brillante de una mujer. Si no  fuera por ese prejuicio ¡De cuantas maravillas nos hablaría  el "Libro de los Hechos", maravillas silenciosamente realizadas por María!.

Para llegar al conocimiento de la persona y la vida de María  es necesario situarnos en el ambiente cultural y religioso en el que ella  vivió. Hasta los doce años era considerada igual que las  demás, una niña. A los doce años y un día María  fue declarada GEDULAH, que quiere decir mayor de edad, núbil. A  esta edad, toda mujer era considerada apta para el matrimonio. La ley suponía  que ya había adquirido madurez física y psíquica.
Muy pronto, después de cumplir los doce años y según  las costumbres de aquellos tiempos, el padre de familia entregaba a su  hija "en esponsales".

Dice el apóstol Lucas que Dios envió al Angel Gabriel  a una virgen "desposada con un hombre llamado José".
María estaba pues, desposada y no casada. Con la ceremonia de  los "esponsales", la muchacha quedaba prometida, inclusive comprometida,  pero no casada. Diríamos hoy, quedaba de novia. Entre los esponsales  y el casamiento propiamente tal, que se llamaba conducción, había  un intervalo de unos doce meses. Se llamaba conducción, porque la  novia era conducida solemnemente a la casa del novio.,br> Durante estos  meses María, como las demás prometidas quedó en la  casa de su padre. Este determinaba y preparaba el ajuar, la dote de la  novia, la fecha del casamiento y también, el dinero que el novio  debía aportar para el matrimonio. Ejercía sobre la desposada,  la plena potestad paterna. Sin embargo, aunque los desposados no cohabitaban  hasta el día de la conducción, los esponsales originaban  en ellos, lo que llamaríamos un verdadero vínculo jurídico,  que en cierto sentido equivalía al matrimonio, de tal manera que  la ley consideraba al novio BAEALAH, "señor de la prometida". Durante  los meses de esponsales, la prometida guardaba virginidad. Inclusive, según  las costumbres de Galilea, (es información del Flavio Josefo), durante  estos meses, los novios no podían estar solos. En el día  de la conducción, se designaban dos mujeres para examinar si la  novia estaba íntegra. Si se comprobaba que había perdido  su virginidad, caía sobre ella la maledicencia, llamándoseles  HARUFA, ruda expresión, que significaba "la violada".

Si en tiempo de los esponsales la muchacha ejercía comercio sexual  con otro varón diferente del novio, era considerada adúltera  para todos los efectos y el novio al que jurídicamente, se le consideraba  "señor", podía darle y normalmente se le daba, acta de divorcio.  Según el Levítico, podía ser lapidada en la plaza  pública, según la información de Flavio Josefo, en  caso de que la tal muchacha fuese hija de un levita, podía ser quemada  viva.

Es preciso colocarse en este contexto de costumbres, para apreciar,  en toda su dimensión, el valor del silencio de María, al  quedar grávida en la época prematrimonial.

Fue en ese tiempo de desposada, cuando se le comunicó a María,  que iba a concebir del Espíritu Santo. Y antes de cohabitar con  José, se encontró en estado de gravidez.

Leemos en Lucas 1/29: "Y ella al oir tales palabras, se turbó  y púsose a considerar qué significaría tal salutación."
Lucas 1/31: "Sábete que has de concebir en tu seno y dará  a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús.
¿Cuál fue la actitud de María ante este anuncio?.  Vemos en Lucas 1/34 ¿Cómo ha de ser esto, pues yo no conozco  varón?.
Refleja una actitud de asombro. Considera la situación desde  su condición humana.

Me recuerda cuando estoy ante un hecho no muy claro y me digo, ¿Pero cómo ocurrirá esto, si yo...? Una señal de la lógica humana: mirar el mundo desde uno mismo.
Veremos que pasa cuando María escucha al ángel que le dice (Lucas 1/37).

¡PORQUE PARA DIOS NADA ES IMPOSIBLE!

¿Qué le contesta ella? ¿Qué le contestaría usted? ¿No seguiría pidiendo explicaciones o buscando argumentos para evadirse de tal llamado?
¿Qué le contestamos todos los días a Dios cuando nos dice: Hoy tendrás que concebir pensamientos positivos frente a situaciones que no te son gratas. ¡Pero Señor ¿Cómo nos pides que demos luz y amor en este mundo egoísta? ¡Que yo ponga esperanza cuando todos los demás me quieren aplastar...! No, yo no puedo, podríamos decir...
Pero María enseguida al decir en Lc 1/38 "He aquí la esclava del Señor hágase en mí según su palabra", se da cuenta que en Dios no hay limitación alguna.
¡Cuantas veces vemos a nuestro prójimo y somos incapaces de muchas actitudes tales como de perdonar, ser sinceros, ser leales, de amar, tan solo porque yo no puedo!, Hasta con Dios hacemos lo mismo inconscientemente. ¡Si yo no puedo, Dios, vos tampoco! Y esto que parece tonto, cuando tenemos un inconveniente, ¿por qué protestamos, en vez de orar o encomendarnos a El?..
Hasta nuestros "Hermanos Mayores" nos están ayudando en nuestra evolución, porque creen en nosotros.
El Padre creyó en María y María creyó en El.

LA ACCION: Fijémonos que ella no se queda aislada del mundo, los nueve meses, encerrada temiendo lo que le pudiera pasar, ya que en Lucas 1/39-40 leemos: ..."En aquellos días, partió María apresuradamente a las montañas a una ciudad de Judá. Y habiendo entrado en la casa de Zacarías, saludó a Isabel. Vemos que va para compartir su alegría y la alegría de que su prima iba a ser madre, como también ayudarla en sus últimos meses de embarazo. Cuando uno se siente tocado por la mano derecha de Dios, o cuando las cosas nos salen bien ¿Me sigo acordando del necesitado, del caído?.

LA HUMILDAD: Toda la vida de María fue una señal de esta virtud. Desde el comienzo de su aparición en la humanidad como Madre del Salvador, hasta nuestros días.
Isabel cuando escucha el saludo de María dice Lc:1/42 "Bendita tú eres entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre".
María no se vanagloria por estas palabras, no se siente superior, no mira al mundo desde un pedestal. Ella que sí lo podría haber hecho porque "El Padre" la había elegido, no lo hace.
Al contrario en Lc 1/48 leemos: "Porque ha puesto los ojos en la bajeza de su esclava..."
En cambio si un hermano que sentimos que está más evolucionado, nos elige para dar una conferencia, o hacer una nota, o si nuestros "Hermanos Mayores" nos eligen para tener un contacto con ellos, nosotros, inmediatamente aumentamos en altura y se nos ensancha el pecho, pero no ahondamos en profundidad.
Tampoco cuando dio a luz exigió el mejor lugar. Lo importante para Ella era dar Amor y no se preocupó en donde.
No buscó la comunidad perfecta, el mejor grupo, la mejor familia o el mejor país, para servir "AL PADRE Y AL PLAN". Muchos han buscado y lo seguirán haciendo hasta el día del "Juicio Final", pues sólo ven la paja en el ojo ajeno y de esta forma no se integran en el servicio, en ningún lugar.
O cuando a pesar de haber engendrado un Hijo con intervención directa "DIVINA", no con obra de la carne, a pesar de esto acató la costumbre de purificación después de dar a luz, como está escrito en Lc 2,22: "Cumplido el tiempo de purificación de la madre..."

ESPERAR EN EL SEÑOR, LA PACIENCIA: Vemos en Lc 2/32-35: "Simeón bendijo a ambos y le dijo a María, su Madre: Mira, éste está destinado para ruina y resurrección de muchos en Israel y como signo de contradicción.
Y una espada traspasará tu alma, a fin de que sean descubiertos los pensamientos de muchos".
Lo que habrá significado para Ella saber que su niño iba a transitar un camino tan duro. Como una flor abierta al sol y cerrada por la noche así iba guardando en su interior los mensajes y los acontecimientos.
En ningún momento de su historia, la notamos ansiosa, nerviosa, preguntándose: ¿A qué edad le pasará esto a mi hijo?. Señor, apártanos esta prueba. Acelera tus tiempos...

Un buen día, el cielo habló: "Toma al niño y a la Madre, huye a Egipto, estáte allí hasta que se te diga otra cosa" Mt 2/13:. Estas pocas palabras poblaron de interrogantes el alma de María.
¿Porqué busca Herodes a este niño? ¿Cómo se enteró de su nacimiento? ¿Porqué huir a Egipto y no a Samaria, a Siria o a el Líbano, donde no reina Herodes? Otra vez, el terrible silencio de Dios, se abatió sobre la joven madre, como una nube sombría. Cuántas veces acontece esto mismo en nuestra vida. De súbito, todo parece absurdo. Nada tiene sentido. Todo se asemeja a una fatalidad ciega y siniestra. Nosotros mismos, nos sentimos como juguetes en medio de un torbellino. ¿Dios? Tú que existes y eres poderoso ¿Por qué permites todo esto? ¿Por qué callas? Nos dan ganas de revelarnos contra todo y negarlo todo.
María no se reveló, se abandonó. A cada pregunta, respondió con su hágase.

En estos momentos que recibimos tantos mensajes de "Los Hermanos Mayores", que la vida misma nos está demostrando lo que va a venir, no pensemos que para tal o cual año, vamos a tener 20, 40, 60 o más años y tenemos que encontrar un lugar seguro, donde resguardarnos de los cataclismos y almacenar todos los alimentos que se pueda para el día de mañana, esto sólo no alcanza, tomemos el ejemplo de lo que hizo María al recibir el mensaje y la misión... Después de recibir el mensaje de Simeón, en Lc 2,39: "Cumplido todo cuanto está ordenado en la ley del Señor, regresaron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. Entre tanto el niño iba creciendo y fortaleciéndose lleno de sabiduría y la gracia de Dios estaba en él".
Tenemos que seguir caminando hoy de la mano del "PADRE", que siempre está extendida. Tratando de que nuestras vestiduras estén limpias tanto hoy como aller, porque hoy me encuentro con el Señor.

DISCIPULADO: En Jn 2/1-5:. En las bodas de Caná, observamos que María ya ha dado pasos definitivos en el conocimiento del misterio profundo de Jesús. En su primera reacción María se movió en una órbita meramente humana. Ella se presenta como una madre que tiene ascendencia sobre el Hijo, se siente en comunión con El y procede como quien se siente segura de conseguir un gran favor.
María cree que vive en comunión con su Hijo, pero se encuentra solitaria (respondiéndole a Jesús: Mujer ¿Qué nos va a mí y a ti? aún no ha llegado mi hora).
Luego al verse fuera de aquella comunión, entra en una nueva relación con El, en la comunión de la fe: "Haced lo que El os diga". No importa lo que Ella diga sino lo que El diga, aunque María no conoce todavía la decisión de Jesús.
Para este momento, ya todo estaba claro, para María no importa que su gloria materna haya quedado golpeada. María, sabe, que para Jesús todo es posible. María recibió a Jesús, en virtud de su derecho maternal y lo acompañó, en virtud de un derecho que recibió por la comunión de su fe auténtica, ya que no es una pretensión ni una exigencia, sino confianza en aquél que hace todo lo que quiere, cuando es llegada su hora, porque así debe ser.
Significativamente Juan agrega que, después de este episodio, María bajó con El a Cafarnaún (Jn 2/12). ¿Qué significa esto? ¿Es que María deja de ser su madre, para comenzar a ser discípula?.

LA PRUEBA DEL DESGASTE: Entre las tácticas humanas más eficientes, para destruir una persona o una institución, se cuenta la guerra psicológica del desgaste. Dicen que el agua, cayendo gota a gota, acaba por perforar las entrañas de una roca. Ser héroe durante una semana o un mes, es relativamente fácil, por que es emocionante. No quebrarse por la monotonía de los años, es mucho más difícil.

Por lo que me parece, la prueba más aguda para la fe de María, estuvo en el Calvario, pero la prueba más peligrosa estuvo en esos treinta años, bajo la bóveda del silencio interior. La herida de la "espada" (Lc.2/35), por muy profunda y sangrienta que hubiera de ser o hubiese sido, no fue tan amenazante para la estabilidad emocional de María como esos interminables treinta años que la envolvieron, psicológicamente en la espera del momento crucial, como un manto de rutina y de desgaste.
¿Qué hacía la Madre? En las eternizadas horas, en cuanto ella molía el trigo, amasaba el pan, traía leña del cerro o agua de la fuente, daba vueltas en su cabeza, a las palabras que un día -ya tan lejano- le comunicara el ángel: "será grande; se llamará Hijo del Altísimo; su reino no tendrá fin" (Lc 1,32). Las palabras antiguas eran resplandecientes, la realidad que tenía ante sus ojos, era cosa muy distinta: ahí estaba el muchacho, trabajando ¿Será grande? resonaba en sus oídos...
Aunque la perplejidad comenzó a golpear insistentemente las puertas de la Madre ¿Sería verdad todo aquello? ¿No habría sido, yo, víctima de una alucinación?.
Esta es quizás la suprema tentación en nuestra vida de fe, el querer tener una evidencia a cada instante, querer agarrar con las manos la realidad, querer palpar la objetividad como una piedra fría y pretender salir de las aguas movedizas pisando tierra firme, querer saltar de los brazos de una noche oscura para abrir los ojos y ver el sol, decir ¡Padre Incomparable! dame una garantía para asegurarme de que todo esto es verdad, transfórmate aquí delante de mis ojos, en fuego, tormenta o huracán.

¡La Madre no hizo eso. María, golpeada por la perplejidad, no se agitó!, se quedó quieta, se abandonó incondicionalmente, sin resistir, en los brazos de la monotonía, como expresión de la voluntad del Padre. Cuando todo parecía absurdo, ella respondía su AMEN al mismo absurdo y el absurdo desaparecía. Al silencio de Dios, respondía con el HAGASE y el silencio se transformaba en presencia. En lugar de exigir al Padre una garantía de veracidad, María se aferraba incansablemente a la voluntad de Dios, quedaba en paz y la duda se transformaba en dulzura.

LA SOLEDAD DE MARÍA: En el Calvario, la Madre es una patética figura de silencio. Y en medio de esta sinfonía patética ¿qué hacía, qué decía la Madre? "Junto a la cruz de Jesús estaba, de pie, su Madre" (Jn 19/25). En medio de ese desolado escenario, esa Mujer, en pie, es silencio y soledad como piedra muda. Ni gritos ni histerias ni desmayos.
Aquí el silencio de María, en el Calvario, se transformó en adoración. Nunca una criatura vivió un momento, con tanta intensidad existencial. Todos nosotros llevamos, en nuestra constitución personal, una franja de soledad, en la que y por la que, unos somos diferentes de los otros. Hasta esa soledad no llega nadie, no nos pueden acompañar, ya que en los momentos decisivos estamos solos con Dios.

Solamente Dios puede descender hasta esas profundidades, las más remotas y lejanas de nosotros mismos. La individualización, o tener conciencia de nuestra identidad personal, consiste en ser y sentirnos diferentes, los unos a los otros. Es la experiencia y la sensación de "estar ahí", como conciencia consciente y autónoma.

Imaginémos ahora una escena, en donde usted está agonizando, a pesar de que en ese momento se encuentre rodeado de sus seres queridos, nadie puede acompañarlo a morir, es una experiencia insustituiblemente personal y solitaria.
Esa soledad existencial que se trasluce claramente en el ejemplo de la agonía, aparece también, con la misma claridad, a lo largo de la vida.
Si uno sufre un enorme disgusto o fracaso, vendrán seguramente nuestros amigos, hermanos, nos confortarán y nos estimularán. Cuando se ausenten, nos quedaremos solos, cargando completamente el peso de nuestro disgusto. Nadie -EXCEPTO DIOS-, puede compartir ese peso. Los seres humanos pueden "estar con nosotros" hasta un cierto nivel de profundidad. Pero, en las profundidades más definitivas, estamos absolutamente a solas con Dios.
NUEVA GESTACION: Después de su resurrección, Jesucristo establecerá el Reino del Espíritu: La Iglesia, la cual no es, sobre todo, una institución humana, sino una Comunidad de hombres que nacieron, no del deseo de la carne o de la sangre, sino de Dios mismo.
En Pentecostés habrá pues, un nuevo nacimiento. No hay nacimiento sin madre. Si el nacimiento era espiritual, la madre tendría que ser espiritual. En una palabra, también María tendría que salirse de la órbita materna, cerrada en si misma -la esfera de la carne- y tendría que entrar en la esfera de la fe. Y todo esto, porque Cristo necesitaba de una madre en el espíritu, para su segundo nacimiento, en Pentecostés.
Cristo, con su Madre y nuestra colaboración irá arrancando las raíces de las injusticias, colocará los cimientos de la paz y comenzará a brillar el sol de la justicia. Los testigos de Jesucristo e hijos de la Madre deberán asumir sus responsabilidades con la audacia del espíritu y el equilibrio de Dios. Y comenzará una nueva época en que los pobres ocuparán su lugar en el Reino, habrá liberación de toda servidumbre y las energías dispersas se integrarán. Muchos testigos caerán, otros desertarán...

¡PERO EL REINO IRA, PIEDRA POR PIEDRA, HACIA ARRIBA!


Auspiciantes
Estudio Jurídico Barraza
Auspiciantes
Auspiciantes
Meditación Crística Solar Descargar audio Pedido de Luz

eMail: dantefranch@hotmail.com
Facebook: Encuentro Cósmico
Twitter: @dantefranch

Copyright © 2017 por Dante Franch - Todos los derechos reservados