Libros escritos por Dante Alberto Franch

Mensajero Impersonal

Extraído del libro de Dante Franch
"MENSAJERO IMPERSONAL"
Colección "Encuentros Cósmicos"

Del Capítulo VII

Grandes Maestros del Mal

Por otro lado también existen "Los Grandes Maestros del Mal"; Son aquellos que por "Ley evolutiva"; "De causa y efecto"; "Y de afinidad", cooparticipan espiritualmente en una "UNIDAD BIOLOGICA HUMANA", desde el mismo momento de su gestación. Este cuerpo físico al crecer va acoplando otras unidades espirituales malignas, las que a medida que pasa el tiempo, se transforman en "Legión del Mal", incrementando su poder.

Debéis saber que el "Anti-Cristo" está también preparándose para manifestarse físicamente cuando esté pronto y se hayan destacado sobre la Tierra suficientes fuerzas maléficas, como para servir a sus fines, y pueda entonces él dirigirlas y dominarlas. Porque él se ha estado preparando durante miles de años, enseñando y ejercitando a sus Maestros del Mal, quienes a su ves han estado llevando cuidadosamente sus planes a cabo durante siglos, con muy pocos fracasos y caídas, por medio de sus agentes terrenales, los que se han ido enquistando lenta y progresivamente dentro de los estratos de poder mundial en cada era; Estos a pesar de ser aún minoritarios, dentro de las estructuras de poder en que actúan, se esfuerzan multiplicando su actividad y participación dentro de "Los eventos terrenales".

Las estructuras y estratos donde más elocuentemente se observa el enquistamiento del "MAL" son:

Los países desarrollados; Que gastan ingentes recursos en "La industria Armamentista" (Poder de la Fuerza Bruta y violencia).

Sectores de los grandes banqueros y finansistas de las plazas comerciales; Que dirigen el "Becerro de Oro", sin importarles el sufrimiento de quienes oprimen.

Sectores dirigentes de los "Grandes Trust Industriales"; Que no miden los "Enormes daños Ecológicos" que están produciendo, ya que sólo les importa incentivar la "fiebre consumista".

Algunos sectores "Religiosos"; Que mantienen cautivos a sus fieles, a través "Del miedo, de la ignorancia y de la idolatría".

Los "Sectores Planetarios"; Que ¡CULTIVAN, ELABORAN, PRODUCEN Y DISTRIBUYEN LA DROGA!.

Sectores políticos planetarios; Que sólo les interesa "El Poder" y lo que de allí se desprende.

Sectores de los "Empleados de los Gobiernos y funcionarios públicos"; Que en forma desleal y corrupta obran.

Sectores responsables de "Agencias de noticias, periodísticas y editoras"; Que sólo les interesa los ranking de audiencia, sin importarles que exalten sólo lo superfluo, lo intranscendente, la violencia, la pornografía y la sensualidad. No les importa educar y orientar culturalmente y se encuentran carentes de sinceridad y sensatez.

Algunos grupos esotéricos que manifiestan la venida de "Nuevos Avatares", en reemplazo de "JESUS", representando estos Avatares a los "Falsos Cristos" anunciados en las sagradas escrituras.

La conceptual liviandad espiritual, en seguir a los "Falsos Cristos, Iluminados o Gurúes", quienes predican la salvación exclusiva de sus seguidores.

La inconciente utilización de nuevas invocaciones y oraciones llamadas de "La Nueva Era"; Algunas de las cuales no tienen solides espiritual, ni cuentan con verdadera guía y protección de la "Jerarquía Espiritual en la Luz de Cristo Jesús".

Entre las más conocidas y utilizadas, que pueden abrir puertas al mal voy a citar: LA GRAN INVOCACION - LA ORACION DEL DISCIPULO (si no se especifica a que señor se llama) - LOS DECRETOS Y LA ADVOCACION O LLAMADO A LOS MAESTROS ASCENDIDOS. (fundamentos y detalles en el libro "LA VOZ INTERIOR" de el mismo autor capítulos IX).

¡En la mente y corazón de todos los individuos desalmados que sólo buscan su propio provecho y beneficio, los que cruelmente y sin misericordia, aplastan a todos los que se ponen en su camino!.

Estos sectores que entre otros menos visibles gobiernan "Al Mundo", tal vez no sepan que están bajo el absoluto dominio de las "Fuerzas del Mal", y aunque lo supieran, su fibra moral se ha debilitado tanto, debido a la obediencia habitual a todos los instintos egoístas y materialistas instalados en ellos, que poco poder tendrían para resistir vigorosamente a las fuerzas dominadoras que los gobiernan.

Cuando resuene la voz de mando y el clarín haga sentir sus notas, todos estos agentes humanos se verán obligados a luchar bajo la bandera del Anti-Cristo; ¡Aquel a quien han servido tanto tiempo y que ahora los reclamará y obligará a una absoluta obediencia!.

Pero decís; ¿Qué será de todos esos millones de servidores, que se ocupan de la explotación del hombre y que son más o menos inconscientes del mal que hacen, porque han sido educados en esa forma de actuar y no conocen otra?.

¿Qué será de ellos?. ¿Serán ellos, también condenados y destruidos con el enemigo aunque no sabían el mal que hacían?.

Sobre ellos les digo; Que no estéis tan seguros de su ignorancia, porque en todo hombre existe aquello que le dice claramente cuando está obrando mal, cuando se está aprovechando de la ignorancia de un semejante, de su debilidad o su incapacidad.

Aunque si bien estos hombres no aperciben en toda su extensión el crimen que están cometiendo contra Dios, o no saben que están sirviendo al "Gran Enemigo del hombre". Sin embargo en éste tiempo se está difundiendo la "Gran Verdad" por todos los rincones de la tierra, de manera que a su debido tiempo todos los que hayan querido oír habrán oído. Entonces cuando las grandes tribulaciones que están prontas por caer sobre la humanidad comiencen a manifestarse con inequívoca violencia indicativa, ¡siempre en aumento!, esos hombres tendrán que pensar como jamás lo hicieron; desearán conocer la verdad por ella misma, con vehemente intensidad, y buscarán entonces con "PROFUNDO ARREPENTIMIENTO", todo medio posible de escape. Primero se volverán a las Iglesias, que les entregarán un Cristo crucificado que según ellos, ¡Los salvará!.

Se dirigirán a las "Masas", a los diferentes "Cultos", a los "Intelectuales"; La mayor parte de los cuales les ofrecerán esa actitud favorita que el enemigo mismo ha estado instalando en las mentes de sus propios servidores en los últimos años "Y ES HACERLES CREER QUE";

"El Mal no existe, sólo existe el Bien"; O "No pasa nada", "Las profecías fueron escritas para que no se cumplan", "Siempre que llovió paró"; "La tierra no esta dañada ecológicamente, o ese daño es reversible por el hombre"; "Las armas son necesarias"; "Las experiencias nucleares están bien"; ¡Dios no existe!; "Jesús murió y no vuelve ya que del Padre nadie regresa"; "Jesús no regresa pero si; "VUELVE OTRO CRISTO EN SU LUGAR".

Estas y otras Muchas, serán "LAS ARMAS DEL ANTICRISTO", para convencerlos de que ¡NADA PASA!, ¿PORQUE PREOCUPARSE? Y HASTA LE DIRAN QUE; ¡NO HAY QUE ORAR MAS, NI MEDITAR!, PUES...

"TODO EL PODER ESTA EN NOSOTROS MISMOS", YA QUE ¡SOMOS DIOSES!...

Les ofrecerán esos conceptos, justamente en momentos en que la maligna voluntad los tendrá rodeados y obnubilados en tal forma que apenas si podrán ver, oír, sentir o pensar en algo "Claramente".

Y es entonces cuando los "Maestros del Bien", que están siempre prontos para auxiliar a todo buscador sincero de la Verdad, los conducirán y guiarán, ahora que están prontos para escuchar y reconocer, las expresiones de la verdad. Y entonces a todos aquellos que reconozcan que estaban sirviendo "AL MAL"; Y que estén dispuestos a renunciar para siempre "A EL" y al "yo egoico que lo sirve, en todas sus manifestaciones", demostrando "UN VERDADERO Y PROFUNDO ARREPENTIMIENTO"; Se les mostrará no sólo el medio de escapar sino que también se les conducirá a un lugar de seguridad. Todo esto es para anticipar y anunciar a todos los que oyen, que se preparen para la "Gran Batalla de Armagedón", que pronto comenzará a manifestarse en el mundo físico, porque el "Enemigo" con todas sus huestes se ve actualmente forzado por los poderes del Bien a salir hacia el exterior, en el mundo físico.

Pero su existencia allí será corta, porque pronto la batalla rugirá con espantosa intensidad en lo exterior, y las poderosas fuerzas que lucharán por la Justicia pronto llevarán las acciones, a una crisis tal; Que las fuerzas de las tinieblas se verán obligadas a salir a lo externo, donde todos podrán verlas, quedando así desenmascaradas; Al igual que todos los que luchen con ellas, y desde entonces las reconocerán como las; "MALIGNAS FUERZAS ENEMIGAS DEL HOMBRE QUE SON".

Y esta Batalla, debido a que se ha luchado en campo abierto, será ganada por las fuerzas de la Luz, porque así como las tinieblas no pueden subsistir ante la meridiana luz del Día; Así también esas fuerzas del Mal, que extraen toda su vida y poder de las tinieblas, especialmente de la oscurecida mente del hombre, a quien se mantiene ignorante de su Naturaleza Divina y de su unidad con la "Mente Cristiana", cuando la luz del Divino entendimiento se derrame en la conciencia de los hombres, se darán vuelta, y debido a la destructividad misma de su propia naturaleza, comenzarán a destruirse unos a otros, hasta que no quede ninguno, y sus almas se desvanezcan en el caos y la obscuridad de donde vinieron.

Pero no creáis que esto es todo en el "Gran Plan" y que el Anti-Cristo y todos sus cortesanos no estén por completo bajo Mi perfecto dominio. Porque es por él y sus fuerzas opositoras que he provisto la disciplina, por los cuales el hombre aprende a conocer inequívocamente el Bien y el Mal, hasta que haya probado y comido hasta la saciedad los frutos del Mal, y haya sido enseñado y llevado hasta el máximo límite del egoísmo, y entonces comprenderá lo vacío y absurdo de su actitud y de todo lo que lo rodea; Entonces despertará como un "NUEVO HIJO PRODIGO", y anhelara volver a la casa de su Padre y aspirará ocupar un lugar en su mesa de bondad donde entonces comenzará su jornada eterna en el "Reino del Padre".

Los que no han despertado en esta vida al conocimiento de su vida espiritual, deberán esperar un período larguísimo hasta que se les presente de nuevo otra oportunidad, porque no podrán volver a la tierra durante la maravillosa "Edad de Oro" que Yo he preparado para Mis Hijos que han escuchado Mi Voz, y a quienes llevaré al Reino de la Luz y del Amor que estoy haciendo descender del Cielo para que more entre los hombres.

El Reino de los Cielos

Se os ha dicho que el reino de las Cielos está dentro de vosotros y muchos habéis aceptado esta afirmación sin discusión. ¿Pero cuántos de vosotros os habéis ocupado de investigar definitivamente esta afirmación tratando de descubrir su verdadero significado, cómo, dónde y cuándo encontrarlo?.

Ha sido manifestado por "Aquel que lo conocía todo", que podía entrar y salir de éste reino a voluntad, dado los poderes que tenía y que no atribuía nunca a "Sí mismo sino al Padre" que está en el Reino y que según "El" decía se encontraba dentro de sí mismo.

Habéis oído, asimismo, que el Reino se encontraba dentro del corazón. Pero no sería ciertamente dentro del corazón físico del hombre. ¿Qué significa, entonces?.

Así como se supone que el corazón es el centro de todas las cosas, así también dicha afirmación debe entenderse en la misma forma: significa que el Reino se encuentra profundamente dentro del ser mismo, en su centro, y por supuesto no se refiere a un ser físico, sino a algo que está mucho más adentro; O sea en la "SUPRA CONCIENCIA"

El máximo canal para ingresar al ser interno del hombre es la mente y la mayor parte de aquellos que han prestado atención al asunto, han percibido vagamente que el Reino de los Cielos, más allá de lo que tácitamente la expresión indica en el aspecto "Cósmico"; Plantea también una inocultable relación con lo más profundo del ser humano, en donde ese "Reino", también se refiere a ¡Un estado de conciencia dentro de la mente!.

Y si bien es realmente un estado de conciencia, es sin embargo un lugar dentro de la mente, al que se puede ir en conciencia definida; Seguramente como podríais entrar en una casa a través de sus diferentes habitaciones y dependencias hasta llegar a la cámara central donde tenéis vuestra biblioteca, o lugar de retiro, para ocultáros del mundo y sus actividades y de ésta forma absorberos en la quietud del estudio y del trabajo interior.

Imaginemos una casa circular muy grande, una casa con muchas ventanas y puertas. En esta casa las habitaciones estarían dispuestas en círculo, es decir: harían un primer círculo que rodearía por completo a la pequeña cámara central.

Consideremos ahora que esta casa es el propio ser humano, o sea esta parte de vosotros que encierra vuestro "yo personal o conciencia usual", la conciencia relacionada con el cuerpo físico y sus sensaciones, emociones, sentimientos, y deseos, y todos vuestros pensamientos, creencias y opiniones acerca de vosotros mismos. Dejando a un lado esa parte de vuestra conciencia relacionada con los dominios fuera de vosotros, en los que moran vuestros conceptos de las cosas, estados, personas, etc., consideremos vuestro propio mundo como el mundo de las cosas físicas o materiales.

Por supuesto cada uno de vosotros tienen distintos conceptos de las cosas que lo rodean y despiertan su interés; algunas cosas interesan a unos y otros jamás las ven, y por lo tanto no ocupan lugar alguno en su mundo.

Si suponemos que, esta casa es la conciencia usual, entonces las diferentes habitaciones representan los diferentes estados de conciencia. Las habitaciones del círculo externo son la que representan la conciencia física.

Tiene cinco puertas que la conectan con el mundo exterior de la conciencia, llamadas las puertas de la vista, del oído, del tacto, del olfato y del gusto. A través de estas puertas es como vienen las sensaciones del mundo exterior; O sea que son "Censores del Mundo de la Forma".

Supongamos que el segundo círculo es el que contiene la conciencia interna de los deseos, emociones y pasiones, desde la más baja hasta la más elevada, y eso sería el llamado mundo astral por unos, o mundos de los deseos por otros. Todos conocéis los relatos hechos por los que conocen estos estados de conciencia, el efecto de éstos comprende un mundo actual y real dentro de la mente, habitados por todos los cuerpos, astrales o emocionales de todas las cosas que tienen cuerpo físico: minerales, vegetales, animales o humanos, y también algunas cosas superiores e inferiores a estos reinos que naturalmente no tiene cuerpo físico. Y es razonable aceptar que cada mundo debe tener en él cuerpos compuestos por la substancia natural de este mundo.

Supongamos igualmente que el próximo círculo con sus pequeñas habitaciones representa el dominio mental de la conciencia, que encierra todos los pensamientos, conceptos e ideas de toda naturaleza.

Sin embargo, para hacer nuestra analogía más perfecta, debemos pensar que dentro de cada uno de los tres grandes círculos que representan los planos físicos, astral, y mental existen siete filas de habitaciones, que subdividen cada círculo de conciencia desde la más baja hasta la más alta, arreglados de tal forma que la más elevado del mundo físico está conectado con pasajes especiales con lo más elevado del reino astral y lo más elevado del mental, sucediendo similarmente lo mismo con los otros seis grados, siendo lo más bajo de cada círculo lo más externo, y lo más interno lo más elevado.

Pero recordad lo que estamos tratando de describir aquí como una casa circular, debería ser en realidad una casa esférica, y que estamos tratando y penetrando en una cuarta dimensión de la conciencia que no puede ser adecuadamente descrita en términos tridimensionales. Así como Jesús trató de explicar a sus discípulos el Reino empleando muchas parábolas para que sus humanas mentes pudieran elevarse, hasta vislumbrar ese estado, así también será necesario que escuchéis con algo más que vuestra inteligencia cerebral si queréis comprender qué significado oculto hay tras estas palabras y la imágenes que ellas os sugieren.

Es así como habéis obtenido una idea acerca de los planos o varios estados de conciencia que encontráis en vuestra jornada hacia el interior o centro de vuestro propio ser. Ya conocéis los planos físicos, emocional y mental dentro de vosotros, pero no habéis penetrado aún la cámara interna, el santuario donde mora el "Señor de la casa". A esta cámara sólo puede penetrarse por una puerta que siempre está cerrada y que sólo se abre por orden del "Señor y Maestro Mismo".

Consideremos que esta cámara es el santuario del alma, el Yo real que es el Señor Maestro, de la casa, y en le cual no pueden entrar jamás ninguna de las sensaciones, emociones, deseos o pensamientos de los reinos externos. Pero el "Maestro y Señor", debido a la naturaleza peculiar y transparente de los muros (porque son mundos imaginarios construídos por el sentido de la separatividad de la mente humana) que separan los diferentes planos entre sí, puede siempre ver claramente todo cuanto sucede y estar por lo tanto al corriente de todo lo que acontece en todos los diferentes cuartos o divisiones en todo momento. Y de igual modo puede naturalmente entrar y salir de todos estos cuartos a voluntad, penetrando simplemente en su conciencia en cuyo instante se encuentra inmediatamente allí.

Recordad que esta casa representa la personalidad, o sea a esa conciencia combinada, relacionada con las varias sensaciones, emociones y pensamientos relativos al "yo separador" y que se encuentra distribuido en los diferentes cuartos (estados de conciencia) de los varios círculo (planos o mundos de conciencia) formando lo que creéis vuestra mente separada.

Recordad también que ese vuestro mundo que aparentemente existe fuera de la casa de vuestro Yo, lo percibís y tenéis de él sólo en vuestra mente, probando todo cuanto sois y veis y conocéis que existe, sólo tiene existencia en vuestra conciencia y nada más.

Ahora tratad de comprender que esta morada del yo fue construida por vosotros mismos en los largos eones pasados cuando comenzasteis vuestra peregrinación externa al salir de la mansión de vuestro Padre, el Jardín del Edén (cuya mansión y jardín simbolizan su conciencia, así como la mansión que hemos descrito simboliza vuestra conciencia) cuando por primera vez comenzasteis a creeros separados en conciencia de El. Este pensamiento de separación se convirtió en un concepto en vuestra mente, que a su debido tiempo conjuntamente con todos los demás pensamientos del yo, fue tomando forma en torno del centro de vuestra conciencia, convirtiéndose en vuestro cuerpo mental; y más tarde conforme este sentimiento de separatividad se fue haciéndose más real para ti, se formó a su derredor lo que parecía plano tras plano de conciencia, formando así vuestro mundo mental.

Más tarde fuisteis construyendo similarmente, en conciencia y en torno a vuestro cuerpo mental un cuerpo emocional de deseos o cuerpo astral, compuesto por los deseos, emociones, sentimientos, pasiones, temores, amores y odios, surgidos en esos primitivos estados al gustar del fruto de la experiencia de comer y ganar el pan de cada día con el sudor de vuestra frente, y con ello, fuisteis formando una conciencia, al rededor vuestro, vuestro mundo astral conteniendo deseos y emociones parecidas provenientes de otros centros de conciencia.

Más tarde, conforme estos pensamientos y emociones y muchos otros más se fueron estableciendo en vuestra conciencia, se cristalizaron allí, pareciendo cada uno tener formas sólidas, separadas y diferentes haciendo nacer así vuestros conceptos del mundo físico, en el que parecían moverse, vivir y tener su ser.

Pero recordad que todos estos varios cuerpos mentales, astral y físicos, así como los planos o mundos en que aparentemente se manifiestan, no eran más que conceptos existentes en la "Conciencia del yo", separado de vuestra mente, que al pensar separado de la "Conciencia del Padre", concebía todas las demás cosas también como formas o cuadros separados dentro de sí misma, las que al ser impulsadas por el deseo se manifestaban externamente en substancia astral, y luego en materia física.


Auspiciantes
Auspiciantes
Meditación Crística Solar Descargar audio Pedido de Luz
Copyright © 2007 - 2011 DanteFranch.com.ar